Your Cart

¿Te ayudamos? 965850667

Lun-Vie: de 8:00 a 19:00. Sáb: de 10:00 a 14:00

Envío Gratis a partir de 49€
Abonos orgánicos - Qué son y tipos

¿Qué es un Abono Orgánico? Tipos y beneficios

Afortunadamente, cada día somos más conscientes de la importancia de ser respetuosos con el medioambiente y nos preocupamos más por la procedencia de los alimentos que consumimos. Por este motivo, en los últimos años ha aumentado el número de cultivadores que optan por la elección de abonos orgánicos para sus cultivos.

Respecto al medioambiente, el uso de abonos minerales o químicos va erosionando y degradando el suelo hasta el punto de volverlos estériles. Esto es debido a que poco a poco la materia orgánica se va agotando, y cuando esto ocurre dejan de crecer nuevas plantas en el suelo, ya que este deja de ser fértil.

Al contrario que los abonos minerales o químicos, los abonos orgánicos enriquecen el suelo con una gran cantidad de microorganismos y bacterias beneficiosas que favorecerán el desarrollo de cualquier planta que vayamos a cultivar.

Otra de los motivos por los que utilizar abonos orgánicos es porque nos aseguraremos de no consumir ningún tipo de compuestos químicos o pesticidas que puedan ser perjudiciales para nuestra salud.

Los alimentos que han sido cultivados con fertilizantes ecológicos suelen ser más nutritivos, ya que contienen más minerales y vitaminas que los que han sido cultivados de forma no orgánica, esto es debido a la agricultura intensiva. Por eso con el paso de los años las verduras, frutas y hortalizas han ido perdiendo nutrientes.

Además, el sabor de estos es más intenso, por lo que si quieres que tus cogollos, frutas y hortalizas tengan el mejor sabor, es recomendable que uses nutrientes orgánicos en tus cultivos.

¿Qué son los abonos orgánicos?

Como ya hemos mencionado, el uso de abonos orgánicos ayuda a la sostenibilidad del planeta, nos ayuda a cuidar nuestra salud y nos permite disfrutar más del sabor de los alimentos, pero, ¿qué son los fertilizantes orgánicos o ecológicos y de dónde provienen?

Los abonos orgánicos son nutrientes que provienen de restos de origen animal o vegetal. Contienen nutrientes beneficiosos para las plantas y además mejoran el suelo gracias a los microorganismos beneficiosos que contienen. Son habituales en el cultivo de exterior, aunque cada vez son más los cultivadores que eligen este tipo de nutrientes para sus plantas en cultivos de interior.

Cultivar con fertilizantes orgánicos no solo es respetuoso con el medioambiente y mejora las características organolépticas (aroma y sabor) de las frutas, verduras y cogollos, sino que además tiene múltiples beneficios a la hora de cultivar nuestras plantas:

Son de liberación lenta: Esto permite que siempre haya alimento disponible para las plantas y previene los problemas de sobre fertilización. Gracias a ello, los hace ideales para cultivos de guerrilla o cultivos que no podamos dedicarles demasiado tiempo.

Mayor retención de nutrientes: Son menos solubles que los minerales, por lo que los nutrientes pueden permanecer más tiempo en el sustrato antes de ser drenados. Esto nos permitirá reducir el número de veces que abonamos nuestras plantas.

No erosionan la tierra: Esto nos permitirá reutilizar el sustrato sin tener que estar cambiándolo cada vez que realizamos un cultivo nuevo, ahorrando, por una parte, dinero al no tener que comprar sustrato y, por otra parte, tiempo al no tener que preparar de nuevo el suelo donde vayamos a cultivar.

Gran cantidad de micronutrientes: Contienen una gran cantidad de micronutrientes como el calcio, magnesio, manganeso, hierro, zinc o cobre, entre otros. Al disponer las plantas de estos nutrientes, no solo estarán más sanas y rendirán mejor, sino que además las frutas, verduras y hortalizas que cosechemos serán mucho más nutritivas.

Tipos de abonos orgánicos

Hay una gran variedad de abonos orgánicos. Los más comunes suelen venir en composición líquida o en polvo, y cada uno de ellos se adapta mejor a un tipo de cultivo. Veamos las principales diferencias que podemos encontrar.

Abonos orgánicos líquidos

Los abonos orgánicos líquidos están compuestos de restos animales y vegetales que han sido procesados de una manera ecológica y respetuosa con el medioambiente para almacenar los nutrientes en una solución líquida. Podemos encontrar una gran variedad de estos nutrientes de marcas reconocidas como Biobizz, Advanced Nutrients o Biocanna.

Existen diferentes tipos de abono para cada fase diferente de nuestras plantas; estimuladores de raíces, abonos de crecimiento y floración, potenciadores de engorde, vitaminas o protectores de las defensas o contra insectos.

La asimilación de los nutrientes líquidos es algo más rápida que los nutrientes en polvo, ya que los abonos en polvo deben de ir descomponiéndose lentamente para ser asimilables por la planta.

Abonos orgánicos granulados y en polvo

Los abonos orgánicos en polvo normalmente proceden de excrementos de animales como los murciélagos, las lombrices, las aves o incluso los caballos. Este tipo de nutrientes son totalmente naturales y contienen una gran cantidad de macro y microelementos beneficiosos para las plantas.

Debido a su lenta asimilación por parte de las plantas, son una gran opción si no podemos estar muy pendientes del abonado de nuestras plantas o si queremos aportarles nutrientes mientras estamos de vacaciones.

Los más conocidos y utilizados son el humus de lombriz y el guano de murciélago. Estos se pueden encontrar fácilmente en cualquier Grow Shop. También suelen venir incorporados en sustratos con una alta carga de nutrientes como All-Mix de Biobizz o Canna Terra Professional Plus.

El humus de lombriz es utilizado durante la fase de crecimiento por su contenido en nutrientes como el nitrógeno, fósforo, ácidos húmicos y microorganismos beneficiosos. Aunque normalmente viene en polvo, también es posible encontrarlo en formato líquido.

Un dato curioso: En el Antiguo Egipto eran conscientes de los beneficios del humus de lombriz en la agricultura. Tanto es así que las lombrices se consideraban animales sagrados, y quien les hiciera daño sufría severos castigos que podían llegar en algunos casos a penas de muerte.

El guano de murciélago es un abono orgánico granulado o en polvo utilizado principalmente durante la fase de floración debido a su gran contenido en fósforo, un nutriente indispensable para una correcta y abundante formación de flores. Además, contiene micronutrientes esenciales como boro, hierro, azufre, y magnesio, entre otros.

Conclusión

Ahora que ya sabes todos los beneficios de los abonos orgánicos, puedes aprovecharte de todos sus beneficios y elegir el que mejor se adapta a tus necesidades. Si tienes dudas, déjanos un comentario a continuación o ponte en contacto con nosotros por WhatsApp o teléfono, ¡estaremos encantados de ayudarte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Envío Gratis

En pedidos a partir de 49€

30 días para devoluciones

Garantía de devolución del dinero

Regalitos

En todos los pedidos

Compra 100% Segura

Bizum / MasterCard / Visa