Your Cart

¿Te ayudamos? 965850667

Lun-Vie: de 8:00 a 19:00. Sáb: de 10:00 a 14:00

Envío Gratis a partir de 49€
Jabón Potásico para cuidado de Plantas

Aprende cómo usar el Jabón potásico en tus Plantas

En este artículo os hablaremos del jabón potásico o jabón de potasa, uno de los productos más interesantes por los múltiples beneficios que aporta al cultivo.

Qué es el jabón potásico

Es un producto elaborado a base de principalmente tres ingredientes: agua, hidróxido de potasio y aceite. Sus usos son muy variados, ya que es desde un buen quitamanchas, hasta un eficaz insecticida que se suele usar en la agricultura ecológica, que es lo que nos lleva hasta aquí.

Existen en Internet varias guías para hacer jabón potásico casero, puesto que los ingredientes son muy asequibles o relativamente fáciles de obtener. Se puede utilizar aceite de girasol o de maíz. Y en lugar de hidróxido de potasio (potasa cáustica) se pueden emplear cenizas de madera.

Pero realmente hacerlo en casa resulta bastante engorroso y lento. Tampoco es tan eficaz como uno de los que podamos encontrar en el mercado. Además, las plagas una vez que se detectan, se deben tratar de inmediato sin perder nada de tiempo. Así que la mejor opción es recurrir a un jabón de potasio comercial de calidad, que además son productos muy baratos. Una de las mejores opciones Bioleat de Trabe, antiguamente conocido como Oleatbio.

Jabón potásico insecticida

Como insecticida, el jabón de potasa es especialmente efectivo en el tratamiento de plagas de cuerpo blanco y tamaño pequeño. Por ejemplo, es eficaz contra trips, araña roja en sus primeros estadios, mosca blanca, mosca de la humedad o pulgón.

Además, se ha mostrado eficaz en algunas ocasiones contra determinados hongos como el oídio, el mildiu o la botrytis. Y aunque en dosis bastante bajas, también aporta potasio, un nutriente esencial que las plantas asimilan rápidamente.

Aceite de neem y jabón potásico para plantas

La principal diferencia entre ambos insecticidas, que son los dos más empleados, es el modo de acción. El aceite de neem es un insecticida sistémico, es decir que la planta asimila sus compuestos y “envenena” a los insectos que se alimenten de ella.

Y en el caso de insectos de gran tamaño como orugas o saltamontes, o moluscos como el caracol, los disuade. El aceite de neem posee un compuesto que causa amargor y mal gusto a las hojas de las plantas.

El del jabón potásico, en cambio, actúa especialmente por contacto. Cuando se pulveriza sobre un insecto, la alta concentración de hidróxido de potasio causa daños en su exoesqueleto y afecta a su sistema respiratorio, matándolos por asfixia en poco tiempo.

Cuando y cómo se usa el jabón de potasio

Cabe destacar que tanto el jabón potásico como el aceite de neem cumplen una excelente función en la prevención de plagas y su control en los primeros estadios. Contra grandes plagas ya establecidas, se llegan a mostrar bastante ineficaces.

El modo de empleo ideal es, por lo tanto, como preventivo a lo largo de todo el cultivo. Cuando se aplica de una manera regular, por ejemplo, cada 10-15 días, mantendrá a raya a los primeros colonos que intenten asentarse en las plantas.

También impedirá que eclosionen los huevos de insectos alados como las mariposas, que realizan sus puestas en las hojas y se marchan volando. Y no menos importante, no deja de ser un jabón que mantendrá la planta limpia, incluyendo de esporas de algunos hongos.

En el caso de plagas ya asentadas que están produciendo daños considerables, te recomendamos que recurras a la artillería pesada con algún insecticida más específico y menos genérico. O al menos combinar la aplicación de jabón potásico con algún otro.

Y además de todo lo anterior, se degrada rápidamente, no tiene efectos perjudiciales en mamíferos, aves e insectos beneficiosos, y se puede emplear prácticamente hasta el momento de cosechar sin que afecte a las cualidades organolépticas de las flores.

¿Se pueden mezclar aceite de neem y jabón potásico?

Perfectamente, ya que ambos como vemos tienen diferentes métodos de acción que los hacen compatibles. Además, cuando se combinan, se aceleran y fortalecen las propiedades de ambos.

Conclusiones

El jabón potásico llegará a ser un gran aliado de cualquier cultivador contra plagas en plantas de interior o exterior. Es un insecticida muy usado a nivel mundial en la agricultura ecológica por ser barato y eficaz. Utilizándolo regularmente en las plantas, se mantendrán limpias de prácticamente cualquier posible plaga que las pueda atacar.

Envío Gratis

En pedidos a partir de 49€

30 días para devoluciones

Garantía de devolución del dinero

Regalitos

En todos los pedidos

Compra 100% Segura

Bizum / MasterCard / Visa