Catálogo de productos

Mostrar Filtros
  • Bandeja Cuadrada Negra Garland 100x100x12cm

    23,90  Añadir al carrito
  • Bandeja Negra Baja Garland Giant 110x55x5cm

    26,90  Añadir al carrito
  • Bandeja de Semillero Alta de 40 Alvéolos

    2,50  Añadir al carrito
  • Bandeja Jiffy 12 alveolos

    0,60  Añadir al carrito
  • Bandeja de Cultivo Negra VDL sin agujero 1X0.75m

    19,90  Añadir al carrito
  • Bandeja Lana de Roca 77 Alvéolos

    12,50  Añadir al carrito
  • Bandeja de Cultivo Negra VDL sin agujero 1×1.10m

    34,50  Añadir al carrito
  • Bandeja Cuadrada Negra Garland 120x120x12cm

    27,50  Añadir al carrito
  • Bandeja Lana de Roca 150 Alvéolos

    11,50  Añadir al carrito
  • Bandeja Hidro 1m para Macetas, Slabs o Lana de Roca

    6,90  Añadir al carrito
  • Bandeja de Cultivo Negra VDL sin agujero 0.95×0.95m

    34,90  Añadir al carrito

¿Por qué necesitas una bandeja de cultivo?

Seguro que más de una vez al regar tus plantas has encharcado el suelo de tu cultivo con el agua que han drenado las macetas. Esto es un gran problema ya que puede generar humedades, y si tienes vecinos en el piso inferior todavía será aun más grave la situación. Para prevenir esto han sido diseñadas las bandejas de cultivo.

Las bandejas de cultivo son una opción ideal si queremos mantener nuestra zona de cultivo organizada, limpia y segura. Con estas bandejas podremos recoger fácilmente el agua que drenan nuestras plantas sin ensuciar ni encharcar el suelo de nuestro cultivo. Podemos colocarlas directamente sobre el suelo, sobre una mesa de cultivo o en la parte inferior de un armario.

Hay una gran cantidad de medidas y formas. Podemos encontrar bandejas de cultivo rectangulares con medidas a partir de 57×37 cm y bandejas de cultivo cuadradas a partir de 80×80 cm, siendo las más comunes y utilizadas las bandejas de cultivo de 100×100 cm.

Bandejas para cultivo hidropónico

Estas bandejas de cultivo con drenaje son perfectas para cultivos de hidroponía, tanto por recirculación como de desecho. Incorporan un agujero por el que drenará el agua sobrante que queramos desechar o reutilizar nuevamente para regar nuestras plantas. Son sin duda una opción barata y muy práctica que no puede faltar en ningún cultivo hidropónico.

Bandejas de plástico flexibles

Bandeja de Cultivo Flexible

Estas bandejas tienen la ventaja de que el plástico es flexible y altamente resistente, por lo que no se romperán si reciben algún golpe por accidente. Otra de sus ventajas es que son adaptables a cualquier tipo de cultivo gracias a su gran flexibilidad, por lo que podemos cubrir espacios reducidos que con las bandejas de cultivo rígidas es imposible. Además, incorporan un sistema antideslizante para en caso de tener que andar sobre ellas no nos escurramos.

Cultivo en bandejas

Hay bandejas de gran altura que nos dan la posibilidad de hacer cultivos en bandejas. Para ello necesitamos que estas bandejas tengan la suficiente altura para que las raíces de las plantas puedan conseguir la suficiente profundidad para una correcta sujeción. Este tipo de sistema es más común en cultivos de hortalizas y vegetales.

Bandejas de alvéolos para semilleros

Las bandejas de alvéolos o alveoladas para plantas han sido diseñadas para germinar semillas o para el enraizado de esquejes. Estas bandejas de cultivo tienen huecos de aproximadamente 0,2 litros de capacidad en los que hay el espacio perfecto para que cualquier tipo de semilla pueda germinar perfectamente y para que los esquejes formen un sistema radicular compacto y fuerte.

Gracias a su tamaño podemos introducir las bandejas de alvéolos para semilleros dentro de un propagador o invernadero, ayudando así a mantener una correcta humedad que garantizará el éxito en el desarrollo de nuestras plantas.

Una vez las plantas han alcanzado el suficiente tamaño y las queremos trasplantar tan solo tendremos que dejar que se seque un poco el sustrato y sacarlas de la bandeja sujetando el tallo. Saldrán fácilmente y sin daños en las raíces gracias a la forma de los alvéolos.

Y si no queremos trasplantar, tenemos la opción de utilizar macetas de alvéolos biodegradables, fabricadas con cartón reciclado que se irá descomponiendo tras un par de riegos cuando las enterremos en el sustrato.

Otra opción es utilizar bandejas de alvéolos de lana de roca, son muy parecidas a las normales pero incorporan un pequeño bloque de lana de roca que también podremos utilizar para germinar semillas o enraizar esquejes.

También podemos encontrar las bandejas de alvéolos forestales. Este tipo de bandejas son muy parecidas, pero el alvéolo tiene una profundidad superior. Son ideales para cualquier tipo de árbol de gran tamaño.

Podemos encontrar bandejas de alvéolos de plástico de 40, 60, 80, 104 y hasta 150 alvéolos.