Show Filters

Los abonos naturales y orgánicos se diferencian de los químicos en que alimentan a tus plantas al tiempo que construyen el suelo. Los suelos con mucha materia orgánica permanecen sueltos y aireados, retienen más humedad y nutrientes, fomentan el crecimiento de los organismos del suelo y promueven un desarrollo más saludable de las raíces de las plantas.

Si solo se a√Īaden productos qu√≠micos, el suelo pierde gradualmente su materia org√°nica y su actividad microbi√≥tica. A medida que este material se agota, la estructura del suelo se deteriora, volvi√©ndose compacto, sin vida y menos capaz de retener agua y nutrientes. Esto da lugar a un aumento de las cantidades necesarias para alimentar a las plantas.