Catálogo de productos

Mostrar Filtros
  • Agitador de Agua Neptune Hydroponics 12W 6000 l/h 2 Rotores

    9,90  Añadir al carrito
  • Lanza de Riego Extensible Metal

    12,90  Añadir al carrito
  • Ozonizador para Aire y Agua A400 WaterMaster

    39,50  Añadir al carrito
  • Lanza de Riego Extensible Plástico

    18,90  Añadir al carrito
  • VDL Depósito Flexible 225L

    72,00  Añadir al carrito
  • Depósito Flexible Neptune 100L

    48,50  Añadir al carrito
  • Depósito Flexible Neptune 250L

    62,90  Añadir al carrito
  • Filtro de Osmosis MaxQuarium 500L / Dia

    311,50  Añadir al carrito
  • Depósito Flexible Neptune 1000L

    128,50  Añadir al carrito
  • Filtro de Osmosis Mega Grow 1000L / Dia

    375,50  Añadir al carrito
  • Filtro de agua Eco Grow 240L/h

    113,50  Añadir al carrito
  • Pack Filtros de Recambio 10″

    23,90  Añadir al carrito

El riego es una práctica fundamental en el cuidado de las plantas y la tarea que más repetiremos a lo largo de un cultivo. Si bien puede parecer sencillo, errores tan básicos como no regular el pH o no dejar reposar el agua, pueden ser errores fatales.

En esta sección de Optigarden te ofrecemos todo tipo de productos y accesorios con los que conseguirás simplificar, mejorar y optimizar el riego de tu cultivo interior o exterior.

¿Cómo debe ser el agua de riego?

Tan importante como saber regar, es la calidad del agua que tenemos disponible para el riego y que varía mucho dependiendo de la zona geográfica.

En suelos calizos, el agua es dura y puede afectar negativamente a las plantas, especialmente las acidófilas o habituadas a crecer en suelos más ácidos. Para eliminar este exceso de cal tan perjudicial, los filtros de osmosis inversa son la solución. También si es posible, almacenar el agua de lluvia en un depósito de riego estaría bien tanto por su precio como por su calidad.

El agua de riego, además, debe estar a una temperatura que ronde los 20-24º para evitar que las raíces puedan sufrir un shock térmico.

Y para terminar, se hayan añadido abonos o no, debería tener un pH en torno a 6.5 para garantizar que todos los nutrientes que necesitan las plantas sean fácilmente asimilables por las raíces.

¿Cómo se deben regar las plantas?

Las plantas tienen que regarse antes de que consuman toda el agua disponible, y siempre evitando las horas más soleadas del día. La mejor hora es siempre por la mañana.

Si usas manguera, regadera o una simple jarra, riega siempre poco a poco, dando tiempo a que el sustrato absorba lentamente toda el agua y alcance todas las raíces.

Las boquillas de manguera y los aspersores especializados pueden proporcionar una suave niebla a las frágiles plántulas, una ducha de agua a las plantas maduras o una potente ráfaga para ahuyentar a los insectos no deseados. Varios modelos ofrecen múltiples patrones de rociado, lo que permite una precipitación perfecta para cada rincón de tu jardín con solo unos pocos clics.

Para un riego automático o preciso, hay temporizadores y medidores que harán el trabajo mientras estás de vacaciones o disfrutando de tu bebida favorita en la hamaca. ¡La jardinería no tiene por qué ser difícil!