Catálogo de productos

Mostrar Filtros
  • Biobizz Light Mix

    7,25 13,50  Seleccionar opciones
  • Sustrato Top Crop Complete Mix 50L

    13,50  Añadir al carrito
  • Arcilla Expandida (Arlita) 3L

    3,00  Añadir al carrito
  • Sustrato de coco Farmer’s Choice

    15,00 24,00  Seleccionar opciones
  • Top Crop Heavy Mix 50L

    15,90  Añadir al carrito
  • Perlita 3L para Sustratos y Plantas

    1,68  Añadir al carrito
  • Biobizz Sustrato Coco-Mix 50L

    El precio original era: 18,50 €.El precio actual es: 15,00 €. Añadir al carrito
  • Taco para Esquejes con Forro Cultilène de 40x40x40mm

    0,22  Añadir al carrito
  • Taco de Siembra Cultiwool de 75x75x65 mm

    El precio original era: 0,55 €.El precio actual es: 0,40 €. Seleccionar opciones

Muchos cultivadores, sobre todo los principiantes, gastan la mayor parte de su presupuesto destinado al cultivo en la compra de las mejores semillas de bancos reconocidos. Debido a esto, luego no les queda dinero para comprar un sustrato de calidad, por lo que recurren a viveros, tiendas de bricolaje o bazares donde el sustrato barato es literalmente basura, y como es de esperar pueden comprarla a un precio muy económico. Pero recuerda, ¡lo barato sale caro!

Cuando estos cultivadores colocan sus plántulas en este sustrato, se dan cuenta a los pocos días de que no se desarrollan a la velocidad que deberían, ni con el vigor adecuado. En muchos casos, el sustrato no tiene una adecuada capacidad de drenaje, por lo que las plántulas pueden llegar a morir debido a hongos como el Phytium. También es común en las peores tierras encontrar plagas de insectos que empezarán a comerse las raíces de las plantas a los pocos días de plantarlas.

Para evitar lo mencionado anteriormente y que nuestras plantas puedan crecer sanas y sin ningún problema que les impida dar el máximo rendimiento es imprescindible un sustrato de calidad, que nos asegure la máxima producción al final de la cosecha.

Entonces, ¿cómo debe ser un sustrato barato de buena calidad?

Una tierra o sustrato barato de buenas características debe estar compuesto por una mezcla de turba rubia, turba negra, fibra de coco y perlita. Casi todos los sustratos para cultivo de plantas suelen llevar estos compuestos en diferentes proporciones. Veamos por qué ese importante cada uno de ellos.

La mezcla de turbas nos permite que haya una correcta hidratación en el sustrato sin que este quede demasiado húmedo y pueda generar podredumbre en las raíces o aparición de hongos patógenos. Además, permite una buena retención de nutrientes que estarán disponibles para que las plantas los vayan asimilando poco a poco.

La fibra de coco aporta esponjosidad al sustrato, gracias a ello las raíces de las plantas pueden desarrollarse con mucha más facilidad y expandirse más. Cuanto más desarrollado esté el sistema radicular más cantidad de nutrientes podrán asimilar las plantas, y, por lo tanto, más crecerán y podrán formar flores de mayor tamaño.

Gracias a la perlita el sustrato tendrá una mayor oxigenación, esto es de vital importancia para las raíces. Al contrario de lo que muchos cultivadores creen, las raíces necesitan oxígeno, y un nivel adecuado de este elemento favorecerá una mayor asimilación de nutrientes y las ayudará a estar más sanas.

Tipos de sustratos para plantas

Podemos clasificar los sustratos según su finalidad, ya sean para producción o propagación, como aditivos, o por el material del que están compuestos.

Sustratos baratos de producción

Sustratos Baratos

Este tipo de sustrato es el más común y el que utiliza la mayoría de los cultivadores. Esta tierra es la que se emplea desde que las plantas son pequeñas hasta el momento de la cosecha. En este medio es donde las plantas pasarán prácticamente la totalidad de su vida, por lo que debe ser de la mejor calidad posible.

Su principal composición son turbas rubias y negras, fibra de coco y perlita. Pueden llevar una mayor o menor cantidad de NPK que determinará si el sustrato es light o no.

Los sustratos de producción son aptos para cualquier tipo de plantación o huerto urbano en el que cultivemos cualquier tipo de vegetales, hortalizas o plantas que den fruto como tomates, fresas, pimientos, etc.

Sustratos para germinar semillas o de propagación

Sustratos diseñados para germinar las semillas garantizando la mayor tasa de éxito. Estos sustratos tienen unas características ideales en cuanto a porosidad, esponjosidad y retención de agua para que las semillas germinen en óptimas condiciones, y una nula o muy baja retención de nutrientes para evitar una sobre fertilización.

Sustratos para mezclas

Más que sustratos, podemos clasificar estos como aditivos para mejorar la composición de nuestra tierra dotándola de diferentes características para enriquecer un sustrato. Podemos encontrar polímeros que aumentarán enormemente la retención de agua, perlita que favorecerá la oxigenación o vermiculita para dotar al sustrato de un mayor control de temperatura y mayor retención de humedad.

Sustratos baratos por material

Su composición suele estar formada por un solo material en su totalidad. Pudiendo ser fibra de coco al 100%, arlita (bolas de arcilla expandida), lana de roca, u otro material.

¿Elegir sustrato abonado o sin abonar?

En el mercado podemos encontrar normalmente 2 tipos de sustrato: los “light” que van ligeramente abonados y los “heavy” que llevan una mayor carga de nutrientes. Elegir uno u otro dependerá de si vamos a cultivar las plantas durante 2 ó 3 meses, o si vamos a utilizar fertilizantes sólidos o líquidos.

Por ejemplo, si vamos a cultivar plantas autoflorecientes o realizar un cultivo de interior y no queremos utilizar ningún tipo de abono podemos elegir una versión “heavy” como All-Mix de Biobizz o Terra Professional + de Canna o Bat-Special de House & Garden. Aun así, hemos de tener cuidado, ya que en variedades que tengan una alta demanda de nutrientes nuestras plantas podrían mostrar carencias.

Si vamos a utilizar cualquier gama de abonos específicos podemos elegir un sustrato con una menor carga de nutrientes como Janeco Light Mix o Canna Terra, así nos aseguraremos de no correr riesgos de sobre fertilización. Esta suele ser la mejor opción para llevar el control de los nutrientes que asimilan nuestras plantas y garantizar la máxima producción.

Respecto al precio, los sustratos light suelen ser más baratos que los “heavy” con una mayor carga de nutrientes. Aun así, los que ya van abonados nos permitirán prescindir de fertilizantes líquidos en cultivos de corta duración, ahorrando en el cultivo. Es importante resaltar que todos estos sustratos son orgánicos y 100% ecológicos.