Catálogo de productos

Mostrar Filtros

¿Qué es un sistema hidropónico de riego por goteo?

Se trata de uno de los sistemas hidropónicos más conocidos, a veces denominado sistema de fertirrigación. Estos son muy comunes en los cultivos hidropónicos comerciales gracias a su alta efectividad.

¿Cómo funciona un sistema de riego por goteo en un cultivo hidropónico?

Como su nombre indica, utilizan emisores de goteo para alimentar las plantas. Y a diferencia del resto de los sistemas, los sistemas de hidroponía de riego por goteo alimentan sus plantas en la parte superior de las raíces, en lugar de hacerlo desde abajo.

Esto conduce a una oxigenación muy alta de la zona de las raíces, que, como probablemente ya habrás comprendido, es la clave del éxito de un cultivo hidropónico.

Los sistemas de riego por goteo pueden ser instalados como un estilo de recirculación, donde el exceso de solución de los emisores se recoge en el depósito de abajo y luego se envía de nuevo a los emisores de goteo mediante un tubo de riego.

Siempre que supervises el depósito y mantengas el pH y las PPM en los rangos ideales, esto puede ayudarte a reutilizar aún más el agua y los nutrientes. Sin embargo, como en cualquier sistema de hidroponía, tendrás que cambiar regularmente la solución.

¿Cuáles son las ventajas de un sistema hidropónico por goteo?

Este tipo de cultivo tiene una serie de ventajas frente a los típicos cultivos en tierra. Los más destacados son:

  • Ahorro de agua: se suministra la cantidad necesaria para las plantas directamente a la raíz, lo que reduce la evaporación y el desperdicio.
  • Control de los nutrientes: estos se disuelven en agua y se entregan directamente a las raíces de las plantas.
  • Menor riesgo de enfermedades: se reducen el riesgo de enfermedades fúngicas y bacterianas al evitar el contacto directo de las hojas con el agua.
  • Mejora del rendimiento y la calidad: los niveles constantes de agua y nutrientes esenciales hace que las plantas exploten todo su potencial.
  • Mayor eficiencia energética: consumen menos energía que otros sistemas de riego, ya que requieren menos bombeo y circulación de agua.
  • Cultivo en espacios reducidos: es posible cultivar plantas en espacios reducidos, lo que puede ser beneficioso para aquellos que tienen limitaciones de espacio.