Catálogo de productos

Mostrar Filtros
  • Ventilador de pinza profran 15W

    12,50  Añadir al carrito
  • Ventilador oscilante profan 20W

    28,90  Recibir notificación
  • Pure Factory Ventilador oscilante con pinza 18cms para armarios

    18,50  Añadir al carrito
  • Ventilador De Pinza Oscilante Cyclone

    17,50  Añadir al carrito
  • Ventilador Secret Jardin Monkey Fan Oscilante 20W

    28,50  Añadir al carrito
  • Ventilador De Pinza Cyclone

    14,90  Añadir al carrito
  • Ventilador De Suelo 30cm Cyclone

    30,90  Añadir al carrito
  • Ventilador Box Fan Pro Vent

    35,00  Añadir al carrito
  • Ventilador De Pared 40cm Con Mando Cyclone

    39,50  Añadir al carrito
  • Ventilador 3 en 1 Cyclone

    34,50  Añadir al carrito
  • Ventilador Secret Jardin Monkey Fan 16W 15cm

    23,50  Añadir al carrito
  • Ventilador Secret Jardin Monkey Fan 30W 18cm

    34,90  Añadir al carrito
  • Ventilador De Pie 40cm Cyclone

    36,90  Añadir al carrito
  • Ventilador De Suelo 20cm Cyclone

    21,90  Añadir al carrito
  • Ventilador De Suelo 40cm Cyclone

    38,45  Añadir al carrito

¿Qué tipo de ventiladores para cultivo interior hay?

Dependiendo de su funcionamiento o disposición, los ventiladores se pueden clasificar como:

  • Ventilador de Pinza: cuentan con una pinza que permiten sujetarse a objetos como mesas o tubos. Son los más usados para el interior de armarios porque no ocupan espacio en el suelo.
  • Ventilador de Pie: son los más utilizados en cultivos abiertos, ya que suelen ser los más económicos y necesitan un espacio en el suelo para situarlos. Puede regularse su altura, pero con límites.
  • Ventilador de Pared: son muy útiles porque no ocupan espacio de cultivo. Sin iguales a los de Pinza, pero se deben atornillar a la pared u otra superficie fija.
  • Ventilador industrial de suelo: son los más potentes generalmente. Para evitar vibraciones se evitan soportes telescópicos como en los ventiladores de pie, por lo que trabajan a bastante poca altura.
  • Ventiladores de pc: son ventiladores de muy baja potencia y con capacidad para mover muy poco aire. Son una opción interesante como mini ventilador para un indoor de madres o esquejes.

Además, los ventiladores pueden ser fijos (con un flujo de aire siempre en la misma dirección) u oscilantes (con un flujo de aire repartido por el cultivo).

¿Cuántos ventiladores necesito en mi cultivo interior?

Depende del tipo de ventilador, su tamaño y el espacio de cultivo, principalmente. Como orientación, nosotros sugerimos para una ventilación óptima un ventilador de pinza en armarios de 100×100 cm, un ventilador de pie o dos ventiladores de pinza en armarios de 120×120 cm, y 2 ventiladores de pie o 4 ventiladores de pinza en armarios de 150×150 cm.

¿Dónde colocar el ventilador en indoor?

Lo habitual es situarlos en las esquinas de los armarios. Con su oscilación, todas las plantas recibirán el aire del ventilador. Algunos cultivadores que todavía usan bombillas HPS, colocan pequeños ventiladores de pinza en los reflectores y orientados hacia la propia bombilla. Así consiguen reducir la temperatura de emisión.

¿A qué distancia debo instalar el ventilador de las plantas?

A una distancia prudencial para que no dañe ni hojas ni flores en el caso de tratarse de un ventilador de cultivo oscilante. También ten en cuenta que las plántulas serán más sensibles a una ventilación fuerte que una planta adulta. Aunque el aire de un ventilador ayuda a fortalecer los tallos de las plantas, evita los primeros días un aire intenso y directo.

¿Cuánto tiempo debo tener encendido el ventilador en mi cultivo interior?

Un ventilador tiene un consumo realmente bajo. ¿Pero debe estar siempre encendido? Las plantas agradecerán si las 24 horas del día reciben un flujo de aire. Como decimos sus tallos se harán fuertes e incluso los hongos tienen más complicado proliferar cuando la ventilación es constante.

Si se decide optar por intervalos, en el fotoperíodo oscuro será suficiente con que el ventilador funcione 15 minutos cada hora o cada dos horas. Pero en el fotoperíodo de luz y a consecuencia del calor generado por la iluminación, los intervalos deber ser más altos, de mínimo 30 minutos cada hora.