Catálogo de productos

Mostrar Filtros
  • Gotero Medusa 12 Salidas

    30,90  Añadir al carrito

¿Qué son y para qué sirven los Goteros para Riego?

Un gotero es un utensilio que se emplea en sistemas de riego automático para optimizar al máximo el uso de agua. Su funcionamiento es muy simple. El agua que circula por una tubería llega a un gotero, pierde presión y es evacuada al exterior gota a gota.

Es un sistema de riego que se desarrolló en la década de los 40 del siglo pasada, ante la necesidad de economizar agua. Y desde entonces, han ido evolucionando pero manteniendo su esencia.

Este tipo de sistema permite regar únicamente zonas determinantes, que son directamente en las raíces de las plantas. Y además es posible controlar la cantidad de agua que se suministra, evitando que, por un lado, se pierda filtrada en el terreno, y por otro el tan perjudicial suelo constantemente encharcado que odian algunas especies.

Tipos de Goteros para riego

En la actualidad existen numerosos tipos de goteros. Y cada uno de ellos cuenta con sus propias características que los hacen más cómodos que otros en determinadas circunstancias.

  • Goteros de pincho: este tipo de goteros tipo botón se incrustan directamente en a tubería de riego con un sacabocados. Cuentan con la ventaja de que la distancia entre goteros será la que el cultivador desee.
  • Goteros integrados: se trata de una tubería de riego con goteros integrados o insertados, y a una distancia entre gotero siempre fija. Son los más usados para cultivar por ejemplo tomates, ya que pueden plantarse sin mucha separación.
  • Autocompensantes: es un sistema utilizado en algunos goteros integrados, pues compensa la cantidad de agua que fluye de cada uno de ellos para que sea siempre la misma.
  • De pincho regulable: son los más empleados en jardinería doméstica por su sencillez y precio. Son similares a los de pincho, pero una simple palometa regula el flujo de agua de manera individual de 0 a 6 l/h, aproximado.
  • De piqueta: es el mejor gotero para maceta y el más empleado en interiores. De una sola tubería general, se pueden sacar tantos goteros como plantas se cultiven.

¿Cómo instalar goteros para riego en un cultivo?

Es realmente muy sencillo y no se necesita nada más que un sacabocados, además de tubería de riego y los accesorios que hagan falta (codos, desviaciones, tapones…).

Lo ideal es siempre hacer una simulación del cultivo, es decir, situar la tubería y las macetas (o lugar donde irán las plantas) en el lugar deseado. Después, tan solo debemos usar el sacabocados para instalar cada gotero y que coincida con cada maceta. Si es necesario por tratarse de una especie de alta demanda de agua, se pueden instarlar 2 o más goteros por planta.

Se debe tener en cuenta que un gotero puede no funcionar correctamente debido a la baja presión del agua o a su obstrucción. Un sistema de riego por goteo debe contar siempre con la suficiente presión de agua. Siempre existe la opción de instalar una bomba de agua. Además, un correcto mantenimiento de los goteros ayudará a mantenerlos siempre en perfecto estado.

¿Cómo limpiar goteros de riego?

En muchos casos no es posible debido a que el gotero no cuenta con piezas extraíbles, por lo que es interesante la instalación de un pequeño filtro de esponja si el agua procede de un depósito. Ayudará a retener las partículas más grandes que pueda contener el agua y prolongará la vida de los goteros.

En los modelos que sí se pueden desmontar, la limpieza es muy sencilla. Con un cepillo no abrasivo y con agua tibia, fácilmente se irán eliminando las posibles incrustaciones que pueda haber. De todos modos y puesto que un gotero tiene un precio muy bajo, es más sencillo sustituirlo que jugársela a que se obstruya de todo y deje de echar agua.