Show Filters

Mostrando 1–24 de 46 resultados

  • Manguito de unión.
  • Reducción Metálica 125-150mm
    13,20 23,99  Seleccionar opciones
  • Cinta Metalizada Ventilación 46m
    2,90  Añadir al carrito
  • 19,90  Añadir al carrito
  • Combiconnect Air Connections 10m
  • 70,90  Añadir al carrito
  • Sonoconnect Air Connections 203mm 10m
    73,90  Añadir al carrito
  • Sonoconnect Air Connections 254mm 10m
    88,90  Añadir al carrito
  • Tubo flexible insonorizado VDL Sono-Trap 406mm
  • Tubo Flexible Aluconnect VDL

Mostrando 1–24 de 46 resultados

Los tubos de extracción para cultivo es uno de los componentes principales del sistema de ventilación. Su función es la de conducir el aire viciado del interior del armario hacia el exterior.

¿Qué tubo de extracción necesitas para tu cultivo?

Siempre que sea posible, el diámetro del tubo debe ser el mismo que el del extractor. Así nos evitaremos tener que instalar reducciones que puedan afectar al flujo de aire.

Los diámetros de los tubos de extracción y de las bocas de los extractores son medidas universales. Se pueden encontrar extractores con medidas de 100mm, 125mm, 150mm, 200mm, 250mm y 315mm, además de alguna medida superior que suele ser poco común. El diámetro de los tubos siempre es unos milímetros superior para un encaje perfecto.

Principalmente, existen 3 tipos diferentes de conductos de extracción, cada uno con sus características que lo hacen más indicado para determinadas circunstancias.

  • Tipo Aluconnect: son los conductos más simples y más usados. Están fabricados en aluminio sobre una espiral metálica, lo que le da una gran flexibilidad.
  • Tipo Sonnoconnect: son conductos insonorizados y flexibles que reducen al mínimo el ruido generado por el extractor gracias a una capa intermedia de fibra de vidrio de gran espesor.
  • Tipo Combiconnect: es como un conducto tipo Aluconnect, pero con un recubrimiento exterior de PVC que le confiere mayor al paso del tiempo. Es el ideal cuando se emplea ozonizador.

¿Cómo instalar los tubos flexibles de aluminio?

Es muy sencillo. Al ser flexibles permiten una gran maniobrabilidad a la hora de instalarlo. Una vez acoplado a la boca del extractor, es recomendable usar una abrazadera para evitar que se suelte accidentalmente.

Par asegurarse al máximo flujo de salida del aire, se debe evitar en la medida de lo posible curvas y codos. Provocan pérdidas de flujo, aunque en parte pueden ser compensadas con un extractor sobredimensionado o con un flujo del 50% más alto que apropiado.

Existe una fórmula rápida para calcular el volumen de aire en m³/h óptimo que debe mover el extractor. Se debe calcular el volumen en m³ del espacio de cultivo (largo x ancho x alto) y multiplicarlo x60. Al resultado, le sumamos la mitad. Por ejemplo, para un armario de 200 x 200 cm y 200 cm de altura:

  • Volumen: 8 m³
  • 8 x 60: 480
  • 480 + 240: 720

Esos 720 resultantes, en m³/h serán el flujo de aire recomendado para ese armario. 480 m3/h sería el flujo necesario, y el 50% a mayores cubriría la pérdida producida por el posible filtro de carbón, curvas y longitud del conducto. Pero hasta cierto punto.

¿Cómo unir un tubo flexible de aluminio?

Se aconseja siempre usar piezas de conexión o manguitos del mismo diámetro del tubo, además de abrazaderas para que queden firmemente acoplados y evitar fugas de aire.