Catálogo de productos

Mostrar Filtros
  • Medidor VDL RapiTest 3 en 1 (pH, Luz, Humedad)

    8,90  Añadir al carrito
  • Medidor de pH Milwaukee PH51

    41,50  Añadir al carrito
  • pH Metro Pen Bluelab

    122,90  Añadir al carrito
  • SONDA DE PH BLUELAB

    74,90  Añadir al carrito
  • Medidor de pH Milwaukee PH600

    35,00  Añadir al carrito
  • pHmetro pH-BE Water Master

    47,90  Añadir al carrito
  • Monitor Bluelab Guardian pH, EC y Temperatura

    289,99  Recibir notificación
  • Medidor de pH y Temperatura Milwaukee PH55

    61,90  Añadir al carrito
  • Bluelab Pro Controller

    El precio original era: 1.499,00 €.El precio actual es: 1.249,00 €. Añadir al carrito
  • Medidor CO2 VDL con tarjeta SD

    144,90  Añadir al carrito
  • Bluelab Guardian Monitor Wi-Fi

    El precio original era: 354,00 €.El precio actual es: 349,00 €. Añadir al carrito

Es probable que tengas todos los parámetros de tu cultivo (temperatura y humedad) en valores óptimos y estés utilizando fertilizantes de la máxima calidad. Pero aun así las hojas de tus plantas estén de un color amarillo o tengan manchas de color marrón.

Esto suele ser debido a que el agua de riego no tiene los valores de pH adecuados y las raíces de las plantas no pueden absorber ciertos nutrientes. Al no disponer de los nutrientes adecuados las plantas no desarrollarán su máximo potencial y veremos la producción drásticamente reducida.

Por eso, es imprescindible mantener unos niveles de pH y EC (electro conductividad) óptimos es esencial si queremos que nuestras plantas gocen de la mejor vitalidad y nos garanticen la máxima producción.

¿Por qué necesitas un medidor de pH para cultivo interior?

Si buscas sacar la máxima producción en tu cultivo interior es imprescindible que midas el valor de acidez y alcalinidad de tu agua con un medidor de pH para cultivo indoor. Un medidor de pH te permitirá conocer el valor de pH de tu agua de riego, y te permitirá saber si se encuentra en niveles óptimos.

Si el nivel del agua de riego pH se encuentra por debajo de 5,5 será demasiado ácido, y si se encuentra por encima de 7 puntos será demasiado alcalino. En cualquiera de los dos casos las raíces no podrán asimilar los nutrientes y la planta tendrá una alimentación deficiente.

Para garantizar que las plantas pueden asimilar la totalidad de los nutrientes hemos de asegurarnos que el pH se encuentra en un rango óptimo.

¿Cuál es el rango de pH óptimo del agua de riego?

Tabla de asimilacion de Nutrientes pH

El nivel de pH debe estar en un valor de entre 5,8 y 6 puntos durante la fase de crecimiento. Entre este rango, las raíces de las plantas pueden absorber mejor el nitrógeno que es el nutriente esencial para un correcto crecimiento de las plantas.

Una vez las plantas entran en la fase de floración el rango de pH debe estar entre 6 y 6,2 puntos. En este rango se maximiza la asimilación de fósforo y potasio. Ambos nutrientes indispensables para una correcta formación y engorde de los cogollos de las plantas.

¿Cómo regular el pH del agua de riego?

Regular el agua de riego para alcanzar unos valores óptimos es muy sencillo. Bastará con utilizar líquidos reguladores de pH. Podemos encontrar de dos tipos; soluciones ácidas para bajar el nivel de pH y soluciones alcalinas para subirlo.

La cantidad de líquido regulador de pH a utilizar dependerá del nivel de pH que tenga el agua de riego y de la cantidad de litros. La primera vez es recomendable echar el líquido regulador poco a poco, e ir controlando los niveles con el medidor de pH para cultivo interior cada vez que añadimos el regulador para no pasarnos. En caso de que nos pasemos bastará con echar agua sola para subir o bajar el nivel de pH.

Hay que tener en cuenta que los fertilizantes o abonos suelen subir o bajar el nivel de pH, dejándolo fuera de los valores óptimos. No es bueno mezclar los abonos con agua y luego utilizar los reguladores de pH, ya que podríamos degradar algunos nutrientes. Lo ideal es utilizar primero los reguladores y echar luego los fertilizantes.

Si no te quieres preocupar de regular el pH puedes instalar en tu cultivo un controlador de pH que se encargará automáticamente de regular el pH, añadiendo el líquido que subirá o reducirá el nivel de pH en cada caso.

Tipos de medidores de pH para cultivo indoor

Medidores de pH para Cultivo Indoor

En el mercado podemos encontrar 3 tipos de medidores; para agua, en gotas y digitales, y para tierra. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas, si buscas un medidor de pH para cultivo barato, el de gotas será una gran opción, si lo que buscas es precisión necesitarás uno digital. El de tierra es algo opcional, pero muy indicado si buscas un cultivo 100% optimizado.

Líquido en gotas reactivas

Los medidores de pH líquidos llevan una pequeña probeta en la que hay que recoger una pequeña muestra del agua que queremos medir. Una vez hemos llenado la probeta tendremos que echar las una cierta cantidad de gotas reactivas en el agua y mezclar.

El agua adquirirá un color que tendremos que comprobar con una tabla cromática en la que el rango de pH vendrá indicado por un determinado color. Estos medidores son los más baratos que podemos encontrar en el mercado. Su desventaja es que no son tan precisos como los digitales y solo nos valdrá para hacer una medición estimada.

Tampoco se pueden utilizar si ya hemos mezclado los fertilizantes en el agua de riego.

Medidores de pH Digitales

Los medidores de pH para cultivo indoor digitales llevan una sonda que hemos de introducir en el agua que queremos medir. Esta sonda recogerá el nivel exacto de pH con una precisión de décimas y las mostrará en la pantalla del medidor. Algunos medidores nos indicarán además la temperatura, otro de los factores de gran importancia en el agua de riego.

Este tipo de medidores son mucho más precisos, pero su precio es algo más elevado que los de gotas. Además, hay que llevar un correcto mantenimiento para que la sonda no sufra daños, así como calibrar el medidor de pH.

¿Cómo realizar un correcto mantenimiento de un Medidor de pH para Indoor?

Cuando no estemos utilizando el medidor la sonda debe estar en contacto con un líquido de mantenimiento especial para que no sufra daños. Este líquido contiene sales que hacen que la sonda no se degrade. Hay líquidos de mantenimiento que vienen con una esponja que podemos hidratar con este líquido y meterla en el tapón del medidor para que esté la sonda esté en contacto con esta solución de calibración.

Mi medidor de pH tiene un polvo blanco alrededor de la sonda, ¿es normal?

Esto es completamente normal. Es debido a que el líquido de mantenimiento se ha secado, dejando las sales minerales que contenía en forma de polvo blanco.

¿Cómo calibrar un medidor de pH para Cultivo Interior?

Calibrar el medidor es algo que debemos hacer con cierta frecuencia, por lo menos una vez al mes. Para calibrarlo es necesaria una solución de calibración a pH 4,0, 7,0 o ambas, dependiendo del medidor. Cada medidor de pH para Indoor es diferente y se calibran de diferentes maneras.

Hay medidores como el Milwaukee PH 600 que se calibran de una manera sencilla girando un tornillo en la parte posterior hasta ajustar el nivel al de la solución. Otros medidores como el Milwaukee PH 55 se calibran de forma automática teniendo pulsado un botón e introduciendo la sonda en el líquido de calibración.

Si no sabes cómo calibrar tu medidor ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos encantados.

Medidores de pH para tierra

En el mercado también podemos encontrar medidores de pH para tierra. Gracias a estos medidores podemos saber el nivel de acidez o alcalinidad que tiene la tierra. No es muy común tener problemas de pH en el sustrato, pero si quieres llevar tu cultivo al siguiente nivel y conseguir producciones extraordinarias sin duda uno de estos dispositivos te será de gran utilidad.

Preguntas frecuentes sobre pH

¿Debo ajustar el pH del agua antes o después de mezclar los nutrientes?

Cualquiera de las dos formas funciona. Si es la primera vez que utilizas un nutriente y no sabes cómo va a afectar al pH, debes mezclarlo primero. Deja reposar la solución entre 15 y 20 minutos, comprueba el pH y ajústalo en consecuencia. Controla la cantidad de Aumento o Reducción del pH que añades a la solución. Si utilizas agua filtrada por ósmosis inversa, suele ser necesario subir el pH. Si utilizas agua municipal no filtrada o agua de pozo con un pH de 7,5 o superior, puede que necesites utilizar una pequeña cantidad de pH Down o posiblemente ninguna. Una vez que sepas cuánta solución de ajuste del pH utilizas en tu depósito, puedes añadirla antes si quieres. Recuerda que la temperatura afecta al pH, así que asegúrate de que la temperatura del agua es constante cuando mezcles la solución nutritiva.

¿Puedes explicar el pH con un poco más de detalle?

El pH es una medida del ion hidronio H3O+. Se basa en una escala logarítmica de 0 a 14. El agua “pura” tiene un pH de 7,0. Si el pH es inferior a 7, la solución es ácida. Si el pH es superior a 7, es alcalina. Como la escala es logarítmica y no lineal, un pH de 6 indica diez veces más protones H que un pH de 7, y un pH de 5 indica 10 veces más protones que un pH de 6.

¿Qué pH es mejor para cultivar plantas hidropónicamente?

El intervalo de pH ideal para la mayoría de los cultivos hidropónicos está entre 5,5 y 6,5.

¿Cómo afecta el nivel de pH al crecimiento de las plantas?

El pH es importante porque afecta a la disponibilidad y absorción de varios de los 16 elementos atómicos necesarios para el crecimiento de las plantas. La máxima absorción de estos elementos se encuentra en lecturas de pH de 5,5 a 6,5. Cuando el pH cae por debajo de este intervalo, muchos de los macroelementos (N, P, K) tienen menor disponibilidad, y la absorción de los micronutrientes puede alcanzar niveles tóxicos.

¿Cómo se modifica el pH?

El pH se ajusta utilizando un ácido para bajarlo o una base para subirlo. Por ejemplo, Terra Aquatica pH Down y pH Up están diseñados para este fin. Muchos ácidos y bases son extremadamente corrosivos y peligrosos, por lo que hay que tener cuidado.

¿Con qué frecuencia debo comprobar mi nivel de pH?

Al principio, es una buena idea medir el pH del agua todos los días, hasta que te familiarices con el sistema. Mide el agua y añade los nutrientes. Al cabo de una hora, comprueba el pH y ajústalo en consecuencia. Repite este proceso hasta que el pH se estabilice. Es una buena idea anotar cuánta agua, nutrientes y modificadores del pH se necesitan para obtener los valores deseados. Tras varias “puestas en marcha”, en general puedes hacerte una idea de cuánto ácido o base debes utilizar para tu situación. Con frecuencia, el pH se mantiene dentro de un intervalo deseable durante un tiempo considerable, y luego sube o baja rápidamente hasta un extremo. Esto suele ser un indicio de la necesidad de hacer un cambio de nutrientes. Si utilizas agua dura, el pH tiene tendencia a subir por encima de 7,5. A veces se puede neutralizar con ácido, aunque se podría considerar diluir con agua filtrada, o añadir una unidad de ósmosis inversa en un caso extremo.

El pH de mi sistema desciende por debajo de 4 cada pocos días después de limpiarlo y rellenarlo. ¿Cómo puedo aumentar el pH y estabilizarlo?

La forma más fácil es seguir añadiendo pH Up. Esto suele estar bien porque los elementos adicionales que se añaden son iones de potasio. El potasio suele ser el elemento más elevado en las soluciones nutritivas hidropónicas. A veces el pH se desploma debido a la presencia de una gran cantidad de actividad microbiana en la solución nutritiva. Esto suele ser el resultado de un mantenimiento deficiente del sistema debido a cambios poco frecuentes de nutrientes u otras tensiones. La mejor manera de evitar esta situación es mantener un sistema limpio con una nutrición adecuada.

¿Qué es el pH?

El pH es la medida de la acidez/alcalinidad de una solución.