Catálogo de productos

Mostrar Filtros
  • Prot-eco Bio Neem

    8,90 22,90  Seleccionar opciones
  • Flower Neemex 500 ml

    11,50  Añadir al carrito

¿Qué son las orugas?

Las orugas son las larvas de diferentes especies de insectos, especialmente de la familia de los lepidópteros, entre las que se incluyen mariposas tanto diurnas como nocturnas, además de polillas.

Aunque de adultos son insectos fascinantes, las larvas son uno de los grandes terrores de cualquier cultivador.

Tienen un aspecto característico, con cuerpos blandos, segmentados y generalmente de colores brillantes o camuflados. Durante su etapa larval, las orugas se alimentan vorazmente de hojas, flores y frutos de las plantas, lo que las convierte en plagas perjudiciales para los cultivos.

¿Cuántos tipos de orugas existen?

Existen numerosos tipos de orugas, cada uno perteneciente a diferentes especies de insectos. Algunas de las orugas más comunes en la agricultura son la rosca verde u oruga verde, las orugas del género Agrotis, las orugas del género Spodoptera, la polilla del tomate (Tuta absoluta) y la polilla del olivo (Prays oleae).

Cada tipo de oruga tiene características distintivas y puede atacar diferentes cultivos.

¿Qué daños producen las orugas?

Las orugas pueden causar importantes daños en las plantas y los cultivos. Se alimentan de las hojas, tallos y frutos, lo que reduce la capacidad de crecimiento y desarrollo de las plantas. Los daños pueden incluir defoliación, mordeduras en los bordes de las hojas, agujeros en los frutos y la disminución de la capacidad fotosintética de la planta.

En casos graves, una infestación de orugas puede incluso afectar la supervivencia de la planta y comprometer la producción.

¿Cómo prevenir el ataque de orugas?

La prevención juega un papel fundamental en el control de las orugas. Aquí te dejamos algunas medidas que puedes tomar para prevenir su ataque:

  • Mantén tu jardín limpio y libre de malezas, ya que estas pueden atraer a las orugas.
  • Inspecciona regularmente tus plantas en busca de signos de infestación, como huevos o pequeñas orugas.
  • Fomenta la presencia de depredadores naturales de las orugas, como aves e insectos beneficiosos, al proporcionar refugios y fuentes de alimento adecuadas.
  • Utiliza barreras físicas, como redes o telas, para proteger tus plantas de la entrada de orugas.
  • Aplica preventivos regularmente para matar las posibles puestas de huevos que pueda haber en la planta.

¿Cómo eliminar orugas de las plantas?

Si ya tienes una plaga de orugas en tus plantas, es importante tomar medidas para controlar su población. Aquí tienes algunas opciones para eliminar las orugas de manera efectiva:

Insecticidas: Existen insecticidas específicos diseñados para combatir las orugas. Puedes optar por productos como la tierra de diatomeas, un genial insecticida anti-orugas que terminará con huevos y larvas por deshidratación.

También puedes preparar remedios caseros para eliminar las orugas verdes empleando ingredientes naturales como ajo, chiles o jabón potásico.

Remoción manual: Si la infestación es leve, puedes recolectar las orugas manualmente. Revisa bien la planta buscándolas.

Algunas tienden a enterrarse durante el día en el sustrato y emerger al anochecer para alimentarse. Riega abundantemente antes de que esto suceda y no tardarán en salir a la superficie en busca de aire.

Depredadores naturales: Fomenta la presencia en el cultivo de insectos beneficiosos como mantis religiosas, y pájaros. Muchos de ellos se alimentan de orugas.

Trampas: También puedes usar trampas específicas con feromonas u otros atrayentes para atraer a las orugas y capturarlas, evitando así que dañen las plantas.